Por Pablo Nochebuena, FundaqMX

La colonia Roma fundada en 1902 representa uno de los sueños porfirianos más claros, aquel de crecer la ciudad ordenadamente, su trazo es hoy uno de los ejemplos más interesantes de una cómoda lotificación, situación que le ha propiciado un ambiente tranquilo, atractivo singular de este barrio histórico. Te invitamos a recorrer algunas de sus emblemáticas calles y edificios en un recorrido visual que parte de la Glorieta de los Insurgentes y vuelve a ella. ¡Disfruta la vuelta!

En la Glorieta de los Insurgentes tomaremos la salida hacia la calle Jalapa, sobre ésta encontraremos una serie de casas como: viviendas unifamiliares de un solo frente en tres niveles, viviendas unifamiliares dispuestas a un andador central cerrado a la calle o majestuosas residencias remetidas en su predio permitiendo hasta cuatro fachadas, todos estos inmuebles son un claro vestigio de como lució la colonia hacia la primera mitad del siglo XX.

Jalapa 18
Cerrada de Jalapa

En este mismo punto, aunque con un tratamiento diferente se encuentra el número 110 de Álvaro Obregón, un edificio desarrollado en tres niveles y que en la intersección de sus dos frentes redondea su esquina aportando una percepción similar a la que describimos anteriormente. Más adelante entre una serie de viviendas hoy acondicionadas como restaurantes y un colegio con una torre encontramos la Plaza Luis Cabrera.

Sitio que resulta un espacio agradable, ajardinado en todo su perímetro y acompañado al centro con una amplia fuente, refleja la planeación que tuvo la colonia y el interés por dotar a los usuarios de espacios recreativos; mirando en las dos manzanas que flanquean este lugar, entre los inmuebles que parece fueron residencias y hoy se encuentran adaptadas a distintos usos, aparece el Edificio Ajusco cuyo uso sigue siendo plurifamiliar y su nombre guarda testimonio del antiguo nombre de la plaza.

Chihuahua 113

Para continuar, abordamos la calle de Zacatecas en la manzana que inicia desde la Plaza Luis Cabrera hasta Córdoba, donde vemos un edificio con ornamentos aparentemente orgánicos, un estilo que se puede distinguir Neobarroco, correspondiente a los números 90 y 94 de Zacatecas. Posteriormente daremos vuelta en Córdoba, y entre algunos restaurantes que conservan materiales y texturas de los inmuebles históricos que los acogen, llegamos hasta el número 125 de Córdoba donde aparece un inmueble intervenido en la actualidad y que conserva los elementos que caracterizaron a dicha construcción, y superior a esta configuración, remetido respecto al alineamiento del predio aparecen dos volúmenes escalonados con materiales contemporáneos en tonos oscuros.

Zacatecas 90 y 44

Más adelante, cruzando Av. Álvaro Obregón y Tabasco, intersección que igualmente cuenta con un gran recinto diseñado por el Ingeniero Gustavo Peñasco, llegamos al cruce de Colima y Córdoba, donde existe un recinto de estilo particular, se trata del actual Museo del Objeto del Objeto, de los pocos edificios Art-Nouveau que se conservan en la ciudad, testimonio de esto se observan los antepechos en herradura de los vanos y balcones curveados a manera de olla, ambos repletos de motivos florales con grandes tallos simétricos en su composición; siguiendo en Córdoba y previo a girar en Durango, se encuentra la casa editorial de Artes de México, inmueble con mampostería en tabique vidriado, detalles con piezas de piedra biseladas en las esquinas, y un pretil balaustrado coronado por grandes trofeos ornamentales. 

Continuamos hasta dar vuelta en Durango y previo al remate con la Plaza Río de Janeiro, se ubica un ícono de la colonia, el edificio de Las Brujas, un complejo de cuatro niveles en mampostería aparente de tabique rojo recocido y una planta baja aplanada y pintada en verde olivo. Su nombre, proviene del remate que se encuentra en la esquina ochavada del inmueble, el cual intersecta las mansardas de ambos frentes con un elemento similar al de un sombrero que caracteriza a una bruja. Frente a este inmueble, encontramos la Plaza Río de Janeiro, un amplio jardín con amenos andadores peatonales repletos de vegetación y una fuente central de planta circular coronada por una escultura réplica del David de Miguel Ángel.

Plaza Río de Janeiro

Retomando la calle Orizaba rumbo a Puebla, se vislumbra desde la Plaza la Parroquia de la Sagrada Familia, un magnífico recinto ecléctico con grandes cualidades estéticas destacando entre tantas: el rosetón en su fachada, su remate en frontón y el gran friso que se extiende por toda la fachada. En la contra esquina de este inmueble, encontramos la Casa Universitaria del Libro, recinto que alberga diversas actividades culturales por parte de la UNAM. Finalmente, culminamos nuestra visita caminando en sentido del flujo vehicular desde Puebla hasta Jalapa, esta última nos reintegra a la Glorieta de los Insurgentes, punto del que partimos. 

Parroquia de La Sagrada Familia

Fotos y texto por Pablo Nochebuena.

Related Posts

Por Pablo Nochebuena, FundaqMX La colonia Roma fundada en 1902 representa uno de los sueños ...
Queremos llevarte a nuestras tiendas favoritas, que tengas una experiencia en las diferentes ...
A través de nuestra curaduría, te llevaremos a nuestras tiendas favoritas: aquellas que tienen un ...